Archivo del Autor: alephperth

Micro juegos = Macro diversión

Hace ya dos (o tres años) cuando volví a la carga con esto de “jugar al rol” tras un pequeño parate y comencé a jugar por hangout, mi primer experiencia fue con un (micro) juego de nombre Atrapados! que ofrecía una propuesta diferente al que hasta entonces había sido mi limitado mundo de vampiros, dungeons y distopías cyberpunks.

 

Recuerdo que lo primero que me cruzo la cabeza cuando me contaron de qué iba el (micro) juego fue “Que loco, un juego donde todos somos jugadores y directores al mismo tiempo, narramos en conjunto las escenas y no hay que tirar ningun dado.” Y si, fue extraño a la par de gratificante.

Dio la casualidad también que dicha primera partida la compartí con su creador Juan Manuel Avila quien me contó sobre este formato lúdico que resultaba un concepto desconocido. Resultaba ser que Atrapados! no era el único, ni el primero, de este tipo de juegos, sino que existía una amplia gama de ellos y de diferentes tipos incluso.

 

Pero dejando de lado la experiencia personal, que es en realidad el mejor argumento que puedo tener para apoyar algo, me voy a ir un poco más a lo técnico intentando explicar

 

¿Qué son los Micro Juegos?

 

A parte de lo obvio que su nombre ya nos indica (micro = chico/pequeño – Juego = ¿juego?) se podría definir a un micro juego como una propuesta lúdica sencilla que combina elementos roleros con otros de los llamados “juegos de mesa” o “juegos de tablero”.  

 

En su expresión más rolera lo que encontramos es en pocas hojas (generalmente una o dos) una serie de reglas y/o conceptos guía con los cuales el autor nos propone una situación hipotética (genérica por lo regular) para ir hilando la aventura utilizando nuestra imaginación (y tal vez algunos dados) en el desarrollo de la misma. Un buen ejemplo de este tipo de Micro Juegos es “Story Cubes” donde tendremos unos 9 dados de 6 caras y en cada una de ellas aparece una imagen diferente con las cuales (en base a el resultado de una tiradas con 3 de ellos) debemos construir la historia de nuestro personaje mientras que “el director” que lanzará los 9 dados y construirá una historia (corta y concisa) con el resultado de su tirada.

 

Algunos otros ejemplos de estos micro Juegos roleros aparte de los ya mencionados Atrapados! y “Story Cubes” son: Poltergeist, Ese Ruido Salvaje, Todos son Juan, Vasto y Estrellado, Lady Blackbird, Ghost Lines

 

Existen también otros tipos de Micro Juegos que tienden a los aspectos propios de los “juegos de cartas” como es el caso por ejemplo de “Días de radio” donde tendremos una baraja en la que cada naipe tendrá diferentes frases (cada una de una temática particular) con las cuales deberemos ir construyendo entre todos los jugadores una historia e ir narrando como si se tratase de una radionovela o una noticia que está siendo transmitida a través de un programa de radio. Otro ejemplo de este tipo de “Micro juegos de cartas” es “No lo testeamos ni un poco” (y sus correspondientes expansiones, que son varias) donde cada carta de la baraja nos dictara un evento aleatorio que puede ir desde comer un plátano hasta ganar automáticamente la partida por haber sacado esa carta en particular.

 

Algunos otros ejemplos de estos micro Juegos de mesa o cartas son: El Hobbit Love Letters, Ave Cesar, Shinobi.

 

¿Por que darles una oportunidad a los Micro Juegos de alunizar en nuestras mesas?

 

Aparte de la reconfortante idea de tener la mente abierta a nueva experiencia lúdicas estamos frente a un buen ejercicio de calentamiento para nuestra imaginación antes de una ardua partida matando orcos. Así mismo sirve como una forma de distenderse tras la sesión de juego con una experiencia igual de enriquecedora pero con un parámetro de tiempo y tipo de esfuerzo mental completamente diferente. Algo así como ponerse a jugar FIASCO después de haber terminado la sesión de Pathfinder pero en una versión hiper resumida y que no requerirá tener nada preparado. Ni hablar que son una perfecta opción para tapar los baches entre que esperamos que lleguen el resto de los jugadores o el director a la mesa.
En futuras entradas estaré trayendo alguna reseña más puntual o relatos de partidas sobre algunos de estos Micro Juegos (u otros) como para engrosar la información que aquí les presento. Cualquier corrección o agregado a la información es bienvenido.

Anuncios

Material sonoro: manéjese con precaución

El haberme dado cuenta de que en mi vida, después del bachiller, quería dedicarme a la música de forma profesional (no como músico, sino como profesor de música), fue en parte influenciado por mis maestros que siempre me alentaron a ejercitar mi voz dado que demostré algún indicio de capacidad para el canto, pero la realidad es que mi amor por la música se debe en parte a mi “frikismo” siendo que la primera banda que llamó mi atención  (y en ese entonces no fue por su música sino por su estilo de vídeos con animación) fue Gorillaz, la banda virtual Inglesa.

photo

En una partida, la música, o mejor dicho: todo recurso sonoro, representa uno de los aspectos más importantes en cuanto a detalles que acondicionan la ambientación y generan el estímulo buscado en los jugadores, desde los aspectos más simples como la modulación de la voz cuando se habla a través de un PNJ, hasta la correcta composición de una lista de canciones así como efectos de sonido acordes a los diferentes momento y escenarios a los que los personajes se enfrentan, son poderosas herramientas que tenemos a nuestra disposición, en gran parte apoyadas por el desarrollo de la tecnología y la forma en la que los roleros hemos sabido ir solventando las necesidades de generar un ambiente más inmersivo en cuanto al relato.

Pero, y citando a Benjamin Parker (El Tío Ben, para los amigos) Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”  Y bien podría decirse que esto cumple con ello en toda regla si consideramos que el mal uso, o abuso, pueden significar el “fracaso” de nuestras partidas por el aburrimiento de los jugadores, y es que si paramos la narrativa cada dos palabras para soplar como lo hace el viento entre las ramas de los árboles otoñales mientras el enano camina, hacha en mano, por el sendero del bosque o intentamos imitar el llamado de apareamiento del rinoceronte albino del norte de África, lo más probable es que todo se nos desbande.

Esto es aplicable, sobre todo, cuando nos referimos a algunos géneros en concreto los cuales tienen una mayor susceptibilidad a que la “magia” de su ambientación se rompa con mayor facilidad.

R.I.P Tio Ben: gran filosofo, mejor persona

R.I.P Tio Ben: gran filosofo, mejor persona

Las mismas reglas aplica en otros ámbitos artísticos como bien puede ser el cine, donde si nos encontramos que la banda sonora de Alien esta compuesta por temas de Lady Gaga nuestro cerebro activará naturalmente una alarma inconsciente (como la de Silent Hill, mas o menos si es mi caso que soy tan exquisito con el tema música), generada por la “disonancia” ante tal mezcla… Eso o nos vamos a echar a convulsionar en risas mientras imaginamos a Gaga viendo cara a cara al 8º pasajero de la Nostromo, lo que también es una posibilidad muy factible.

19769955

Una de las experiencias más demostrativas sobre la importancia de aquello que oímos, y cómo en base únicamente a nuestra percepción sonora, es que tenemos la capacidad de transportar nuestra conciencia a los lugares a los cuales nuestros oídos le aseguran a nuestro cerebro que estamos, son las holofonías, una técnica para percibir el sonido de forma tridimensional de la cual podemos encontrar muchos ejemplos bastante buenos en Youtube.

Cerrando un poco con esta filosopinión (a veces hasta yo me sorprendo de las múltiples veces que debería ser ajusticiado por la RAE cuando me pongo a inventar palabras), al perder cualquier contacto visual con nuestro entorno, incluso cuando esto no signifique literalmente cerrar nuestros ojos, vendarlos o apagar las luces, estamos más pendientes de las percepciones que tienen nuestros otros sentidos por el sencillo instinto de supervivencia, por ende, aprovechar esa sensibilidad auditiva (y aconsejo limitarnos a las sensaciones auditivas, porque no creo que sea una buena idea como master que empiece a rozar con un plumón mientras nos narra, para que los jugadores tengan sensaciones táctiles o que les acerque a un pedazo de pescado que saque del refrigerador para que se sientan olfativamente en los muelles de de la ciudad), y no solo limitarnos a narrar con gran detalle literario las cosas, puede llevar a nuestros jugadores a vivir una experiencia rolera novedosas y por demás interesantes.